Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Tú crees que tienes suerte?

O bueno, .. ¿crees que existe la suerte?

 Porque yo, no tanto.

Una vez cuando vivía en Escocia, me tocó una sudadera en la rifa del gimnasio, pero poco más.

Quizá sí en las dos grandes de la vida : dónde naces y con quién te casas.

 ¿El resto? Pues en general la veo muy improbable yo a la suerte, y se ve que esperar algo improbable me parece poco práctico.

Además, como no depende de uno mismo, si llega, tampoco suele durar demasiado.

Ilustra el dato de que al 90 % de las personas que les ha tocado la lotería se encuentren en una situación peor, pasados 5 años.

Lo pienso en Navidad cuando soy la única de mi empresa que no compra boleto ¿sabes por qué?

 Porque en lo que yo sí creo firmemente es en la buena suerte; la que depende de uno mismo y por lo tanto, no falla.

Es la suerte de verdad.

¿A qué me refiero con buena suerte?

Al resultado de unos buenos hábitos mentales, que diariamente se materializan en actitudes y acciones mejores, que crean las circunstancias propicias para que la suerte te favorezca.

Como tú te la generas, la tienes ilimitada.

De por vida

¿Tú te creas buena suerte?

 ¿Te gestionas buenos hábitos mentales o dejas al libre albedrío tu ciclo interno creador de tu suerte?

 Lo segundo me parece muy arriesgado.

¿Nunca te has fijado porqué hay personas que cualquier cosa que tocan la convierten en oro y otras, da igual lo que hagan, todo les sale mal?

Las circunstancias se repiten cíclicamente en la vida de las personas, porque es la misma mente creando similares situaciones… de buena o mala suerte.

Lo que está claro es que todos tenemos en marcha un mecanismo “creador de suerte” .

¿Qué fallo tiene la buena fortuna?

El único problema que le encuentro a la buena suerte es que hay que “decidir” tenerla.

 Y, como cualquier decisión verdadera, conlleva esfuerzo, acción y exponerse a cosas nuevas.

Realmente es un fastidio que para tenerla necesites decidirla proactivamente mientras que dejarse llevar, no cuesta esfuerzo alguno.

Por mucho que después pagues con creces esta comodidad inicial que conforme pasa el tiempo, me impresiona lo caro del precio.

El caso es que hay que ir contra corriente.

 Y lo que te quiero decir, es que está en tu mano diseñarte nuevos hábitos mentales creadores de circunstancias que te retornen buena suerte.

¿Cómo puedes crearte buena suerte?

 Te lo ilustro con un ejemplo.

 Dice la canción: «Tres cosas tiene la vida: Salud, Dinero y Amor.»

Vamos a diseñar un “mecanismo creador de buena suerte” para lo tercero:
Disfrutar de inmejorables relaciones con compañeros, familia, amigos, hijos, pareja… no sé, con quien quieras.

Al final el mundo es una pura relación.

Los principios universales se cumplen: Y en todos los procesos; algún «input» tienes que mejorar para perfeccionar el «output». Sentido común, ¿no? si siempre haces lo mismo, siempre obtienes lo mismo.

¿Este principio aplicado a la gestión mental? «No puedes resolver un problema , con la misma mente que lo has creado«.

Pero para mejorar cualquier “output”, tienes saber cómo enriquecer el «input». Tener claro qué harás mejor en la próxima situación parecida, que sin duda llegará.

¿Y cuál es el hábito de una mente sin gestionar en situaciones conflictivas? Pues contestas en “caliente” cuanto más rápido y más alto, mejor.

Por eso hay tantos conflictos a diario.

Es muy difícil conseguir no reaccionar instantáneamente para pensar primero cuando estás molesto o enfadado.

Heroico, diría yo.

A mí me costó horrores adquirir este hábito creador de suerte: callarme sin reaccionar en caliente para poder responder de una forma mejor. Tuve incluso que visulizarme haciéndolo.

¿Y lo de pararte? Ufff, ¿Hoy en día?

Otro milagro.

No es nada fácil detener el ritmo vertiginoso que nos arrastra; y como seas madre trabajadora, ya ni te cuento.

Parar hoy en dia… es ¡ir a contra corriente totalmente!. Como la vida no te deja o te lo propones proactivamente o es prácticamente imposible.

y ¿sabes qué?

Pararse a meditar, reflexionar a diario cómo mejorar situaciones parecidas, es uno de los hábitos mentales creadores de buena suerte en tus relaciones.

¿Porqué no te creas buena suerte?

Quiero pedirte como lector de mi Blog, que a partir de ahora te lo propongas.


Que pares una vez al día a repasarlo y proactivamente preparar mejores desenlaces .


Que te instaures el hábito de detenerte a pensar cómo gestionar mejor las situaciones conflictivas de tu vida diaria.

Porque este hábito me lleva creando chorros inmensos de buena suerte en mis relaciones, que no te quiero ni contar lo agradecida que estoy.


¿Qué has pensado cuando te he propuesto que pares una vez al día?

  • ¿No sabes cómo? Hay muchísimos sitios y formas donde te enseñan a meditar, reflexionar. Ahora está muy de moda, encuentra el tuyo.
  • ¿Qué no tienes dinero para apuntarte a un curso? Pues al rico libro, como yo. Todo mi desarrollo personal está basado en los montones de libros que me leo. (Y practico, claro, si no, ni te molestes que ningún aprendizaje ocurre fuera de la acción, otro principio universal).
  • ¿No tienes tiempo? Todos tenemos tiempo para lo que priorizamos. Solo hay que ver cómo Netflix acapara atenciones . Hazlo tu prioridad.
  • ¿No te gusta leer? .. Pues audiolibro con auriculares en el móvil.

Si es que cualquier motivo para no hacerlo ¡no me va a valer! a mí, madre de 6 hijos, bloguera y currante por partida doble.

Pero te recomiendo de corazón que lo hagas; que a partir de ahora decidas pararte a pensar a diario una forma mejor, proponiéndote una acción concreta distinta deseable, para la próxima vez.

Este hábito, te va a crear buena suerte, ¡no lo dudes!. Ya verás, ¿porqué no lo pruebas durante una semana?

Y lo que te funcione, como siempre, me cuentas. No sabes lo que agradezco los mensajes que recibo! Me animan y motivan un montón.

Si te interesa el tema,  puedes leer esta otra entrada del blog en la que profundizo sobre este asunto: ¿Con qué riegas el jardín de tu cerebro? ¡Ponle a dieta!

Un abrazo fuerte,

Cristina.

Cris Contango
signature
comparte!
7 Responses
  • Anónimo
    julio 7, 2019

    Maravillada con tu escrito, gracias gracias gracias!!
    Siempre te leo y me animas!
    Abrazos desde Venezuelaaa!

  • Ceci
    julio 5, 2019

    Cris!!
    Justo ayer terminé de leer el libro La Buena Suerte, de Alex Rovira y Fernando de Trias.. 🙂
    Gracias por regalarme este punto de vista, enfocado a nuestras relaciones personales.
    Lo pongo en práctica ya mismo.
    Besos ♡
    Ceci

    • Cris Contango
      julio 6, 2019

      No he leido el libro pero me lo apunto para futuribles

      • Ceci
        julio 6, 2019

        Te va a encantar, ya que habláis de exactamente lo mismo!
        Eres una genia
        Gracias por compartir tu sabiduría
        🤗

  • Soraya
    julio 3, 2019

    Allá vamos!!!

    • Anónimo
      julio 5, 2019

      Eres una
      Fenómena!!
      Me encanta tu blog!!😉

      • Cris Contango
        julio 6, 2019

        Gracias Soraya, me encanta que te guste, Cris

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.