¿Por qué hago esta sección sobre los productos que me funcionan?

La verdad es que no paro de recibir preguntas sobre cómo  hago para seguir delgada después de tantos hijos, como con mis cuarenta y muchos parece que tenga bastantes menos, y sobre todo de donde saco energía para llevar tantas cosas para delante.
Hay un secreto detrás y  aquí te lo voy a contar. Está basado en la prevención y en invertir bien, porque soy muy práctica y me parece mucho más barato y eficaz, prevenir que curar.
En todos los sentidos; prevención mental a la que dedico mi Blog y por supuesto la prevención y cuidado de mi físico, mi autoimagen y todavía más importante, mi salud.


Me gusta verme con buena apariencia y sobre todo sentirme sana, no solo con ausencia de enfermedades, sino tener energía suficiente para hacer todo lo que me he propuesto en el día.
Y lo que el mercado me proponía no iba conmigo, porque yo buscaba mantenerme joven y sana con soluciones naturales. Sin rellenos, jeringuillas o tratamientos agresivos de ningún quirófano.

Hace unos años encontré mi solución  a través de mi Plan B. Y estoy  cada vez más agradecida porque como el efecto positivo que causan en mí sus soluciones es acumulativo, más noto la diferencia según pasan los años.
Si te interesa más saber del tema, lo explico más en detalle aquí.

¿Y cuál es el secreto de que sean mejores?

Algo que nunca falla: el sentido común.
Porque estos productos los compras directamente a la fábrica, solo hace falta que alguien -en este caso sería yo- te de de alta en su plataforma digital para poder acceder a las distintas soluciones.  ¿Te imaginas la calidad de los tomates si los pudiéramos comprar directamente al agricultor?
Y como no se desperdicia dinero en intermediarios, ni en publicidad,  esos millones de dólares que se ahorran lo re invierten en ciencia, innovación y desarrollo, y por eso van totalmente por delante de la competencia.
Y por supuesto en la exclusiva y minuciosa calidad de los ingredientes que todos son buenos para tí, sin absolutamente ningún relleno de los que normalmente te encuentras.
Sé que mi dinero es la mejor inversión.

Los 5 productos que utilizo a diario y te recomiendo de corazón.

  1 – ¿Cómo mantengo los dientes blancos y me ahorro dentista?
  2 – ¿Cómo consigo mantenerme morena en invierno y librarme del “verduzco” horroroso de antes?
  3 – ¿Cómo llevo pestañas larguísimas y cuidadísimas?
  4 – Este pintalabios me dura todo el día y además hidrata
  5 – Mi top, top, top solución para los pies; si, si… talones incluidos.

Los 5 tratamientos anti-aging que uso yo, que son una inversión y tienen mayor coste.

Mi intención es que mis lectores inviertan mejor su dinero, no que se gasten mas. Las distintas soluciones que te enumero a continuación, suponen mayor inversión porque son de prevención a largo plazo, y porque son tratamientos únicos basados en una ciencia epigenética totalmente innovadora y puntera que da mejores resultados que el resto del sector.
Sólo te van a interesar si ya estás invirtiendo en soluciones “antiaging”, de prevención de juventud, o ya te has hecho tratamientos estéticos importantes y quieres prolongar sus resultados de forma natural.
Contáctame al mail soluciones@inspirologia.net y te asesoraré personalmente, para asegurarme que sería la mejor solución y que va a ser buena inversión para tí.


6 – ¿Cómo me limpio a fondo la piel?
7 – ¿Cómo consigo tener energía para todo?
8 – ¿Cómo me mantengo delgada y utilizo tallas imposibles después de mis 6 hijos?
9 – ¿Cómo me quito la celulitis/flacidez y en mi caso arrugas de la barriga?
10 – ¿Por qué parezco mucho más joven?

¿Quieres aportar tu granito de arena para mejorar el mundo?

Este es un producto especial y distinto al resto de los 300 del catálogo, porque beneficia a otros que lo necesitan muchísimo. En concreto es una bolsa de nutrientes que alimenta a un niño durante un mes que si no pasaría hambre, porque ha nacido en países subdesarrollados con alarmante desnutrición infantil. Africa, Latinoamerica, Siria..

Un paquete da de comer y proporciona educación a ese niño durante un mes, porque para recibir el alimento el niño está obligado a ir al colegio.
Gracias a este granito de arena de muchos, hoy han comido y se han educado 160.000 niños, que se dice pronto.