Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Mi alerta mental para no colapsar

Y evitar entrar en lo que llamo para mi “Fase Mer”, de aquello que huele muy mal, pero que así queda como más fino.

Mi mejor resolución

Mira, por los amables correos que recibo deduzco que igual te estoy ofreciendo una errónea imagen de “maquinadepositivismocrónicopermanente” que vive en un estado “happy, happy” perpetuo.

Y te quiero aclarar, que no es así.
Simplemente el día que me enteré que la mente se podía gestionar, tomé la firme decisión de esforzarme para obtener los resultados de una optimista, cuando la mía por naturaleza tiende a lo contrario.
Porque obtenía también resultados de lo contrario.
Y como si cambias tu mente, cambia tu vida, dedico tiempo y esfuerzo diario a librar esa batalla que no para de retornarme excelentes resultados, que cuento por aquí, por si sirve de algo.

El estrés de las madres trabajadoras

Doy gracias todos los días hasta el infinito por vivir en un país desarrollado, …¿cómo no?, pero no equivocarse con mis entradas de Facebook, que de  agobios y tensiones diarias… ¡lo sé todo!

Los dígitazos rojos en el banco que por mucho que te has matado ese mes, no es lo que entra, sino lo que sale; ese cansancio inhumano continuado del vivir sin dormir produciendo a tope y sabiendo que si varía, será para incrementar. Como digas “mu”  un hijo se te pilla el “virusdelasnarices” o  te aterriza un piojo en un pelo y hala! ponte a desinfectar las 8 cabezas de la casa. Por hablar.
Irte a la oficina con un constante y gratuito sentimiento de culpabilidad porque darías lo que fuera por quedarte a cuidar al hijo del virus.
Compaginar eventos y reuniones  de trabajo con logísticas imposibles de  recogida de hijos, médicos, excursiones, actividades, partidos, cumpleaños…uff, vaya vida social la de los niños hoy en día. 
Infinitos días de broma pesada porque, -además- estás de crisis aguda matrimonial que por muy santo que sea tu marido, se siente, pero viene de Marte. Y viceversa, ¿eh? Que para ellos Venus es ciencia infusa también.
Que más te cuento, … ufff,  enmarañadas situaciones cada vez  más creativas a hacer frente según crecen los hijos. Lógico.
Y tú, ahí, Agustina de Aragón al pié del cañón, esforzándote al máximo a diario intentando llegar a todo  consciente de que no alcanzas ni los mínimos.
Te repito. Lo sé. Lo he vivido. Y lo que me queda.
No está nada fácil para la madre trabajadora hoy en día, atraviesas tantas situaciones límite, que darían para escribir otro libro.
Ah, y que se me olvidabaaaa.. “on top of” tienes que mantener el tipoooo, claroooo: buen aspecto, buen carácter y buen humor como si no pasara nada, que como se te vaya un poco la pinza… “ya está la histérica” uffff…  ya estamos con la palabrita de las narices, que te saca de las pocas casillas que te quedan.
Pero ¿sabes?

Lo que si me importa

Todo lo que te he mencionado no me parece tan significativo. De verdad. No es tan primordial. Son cosas de la vida y sé que me van a pasar hasta que llegue a mi cajita.

El cómo lo gestiono yo, si que me parece tremendamente importante.

Y aquí la importancia de mi alerta:“Cris, no entres en fase MER” que me ayuda tanto, porque me avisa de la inminente pérdida de mi batalla mental en la situación en la que esté. “¡Danger, danger!
¿Y cuál es la “Fase MER”?
Cualquier pensamiento que me haga sentir la victima de la película –aunque lo sea– o me de la razón – aunque la tenga.
Me noto que entro en “Fase MER” cuando en mitad de mi desesperación, me sacude el primer pensamiento de victima tipo: “nadie me ayuda”, “que injusticia”, “no hay derecho” “ya le vale” .
Me ataca con un cancerígeno diálogo interior, que nunca va a aportar nada, que no sea desperdiciar las escasas fuerzas que me quedan en los sentimientos horrorosos que acompañan y   me harán perder la batalla ese día.

Activo uno de mis “pensamientos de poder”

Así que cuando en medio del caos de muchos días imposibles empiezo a flaquear y la “Fase Mer” me ronda, ya tengo mis pensamientos de poder preparados como te cuento en mi Manual.

A mi abuela  su marido e hijos se fueran a la guerra”, “muchas madres del mundo  no pueden ni alimentar a sus hijos
Y lo antes posible, ¿eh?, la agilidad suma.
Porque sé que por cada segundo de permanencia en ella, me costará el doble salir y me pasará factura.

Las víctimas no triunfan

Porque sé que ningún pensamiento  pasa por mi cabeza “gratis”. O me supone una ganancia o una pérdida.

Mira que hablo con gente y todavía no conozco a una sola víctima que tenga éxito en la vida; definiendo éxito como disfrutar de ella diariamente.
Por eso es muy importante para mí detectarla al principio para tratar de evitarla, como si fuera la peste negra.
Porque en cierto modo, lo es.
Espero que te sea útil, un fuerte abrazo,
Cris

Cris Contango
signature
comparte!
8 Responses
  • Franciel
    mayo 17, 2018

    Holaaa!
    Que excelente leerte nuevamente Cris! Te extrañaba 😉
    Gracias por este escrito, la verdad te imagine como la super mujer jaja que lo dominaba todo.. pero veo que no es así y en ciertas ocasiones pues también te embarga momentos de estrés o de desesperación, lo genial es que aplicas tus estrategias,…. Gracias por compartirla, empesare hacerlo de igual manera.. Buscare mis “Pensamientos de Poder” Besos..
    Con cariño desde Venezuela
    PD: Estoy Leyendo tu manual, esta genial…

    • Cris Contango
      mayo 18, 2018

      Muchas gracias Franciel, eres genial! Un besazo y mucho ánimo, Cris

  • Roti
    mayo 16, 2018

    Me encanta Cris, mil gracias por tus posts porque me motivan un montón y me ayudan a esforzarme día a día en gestionar mi mente. Leí con tu manual y de verdad que se nota. Es he empezado a notar cambios y ves que las posibilidades son enormes. Un beso

    • Cris Contango
      mayo 17, 2018

      Gracias por tu comentario Roti, me anima a seguir escribiendo. Un beso Cris

  • Luis
    mayo 16, 2018

    De los mejores post. Va a resultar que hasta eres humana; y todo cuesta, y hay que esforzarse y nada en esta vida es grátis y todo requiere dedicación y empeño.
    Lo que más me cuesta son los “pensamientos de poder”. A veces creo que pueden minimizar tanto la importancia de la situación, que termines por no darle importancia a algo que si la tiene. No sé, a esto le doy muchas vueltas.
    Gracias Cris.

    • Cris Contango
      mayo 17, 2018

      Gracias por tu comentario Luis, tienes razón pero todo tiene su punto intermedio, pero ten en cuenta que la mayoría de nuestras preocupaciones son por situaciones imaginadas, basadas en suposiciones que no se van a dar nunca. Solo con aprender a gestionarte esas la calidad de vida que ganas… Un beso, Cris

  • Teresa
    mayo 16, 2018

    Cris, me encanta como siempre… esa claridad mental que me das y la capacidad de hacer reflexionar que yo creo que es lo mas importante. Haces que la gente se pare un momento y piense… cosa que hoy es harto difícil.
    Felicidades !
    besossss

    • Cris Contango
      mayo 17, 2018

      Hola Teresa, gracias por tu comentario, la verdad es que si consigo eso ya me doy por satisfecha. Un abrazo Cris

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE A

MI BLOG

Suscríbete a mi blog y recibirás un regalo:

Garantizo 100% tu privacidad. No compartiré tu email con nadie.

Mi manual de Iniciación a la Gestión de Pensamientos

Acepto la política de privacidad (necesario)

Gracias!
Los datos se han recibido correctamente.

Te hemos enviado un email.