Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

¿Y tú, en tus relaciones lanzas rosas o cuchillos?

Te cuento que uno de los mejores beneficios de practicar la gestión mental, ha sido una increíble mejora en la resolución de conflictos en mis relaciones.

La pareja del avión

Mira lo que ocurrió en el avión de vuelta de mi súper viaje familiar a Paris del puente pasado.

Por su tono de voz, no tuve más remedio que escuchar a la pareja que viajaba con su bebé de año y medio en el asiento de atrás del avión.

Se habían sentado separados del grupo con el que viajaban y se ve que volvían con ganas de resolver asuntillos pendientes.

Los dos deseaban que todo hubiera salido mejor y lamentaban profundamente el desastre de fin de semana “vaya, que lastima de viaje” “quien iba a pensar que iba a acabar así”.

Literalmente con cada frase pedían más atención. Es decir,  se querían y se importaban el uno al otro.

¿y si te digo que salieron del avión, ella llevándose el bebé a casa de su madre y él decidido a llamar a su abogado?.

¿Qué paso para que dos personas que se importaban y quisieran arreglar las cosas acabaran con amenazas y diciéndose cosas horrorosas?

La mala comunicación en las relaciones

Pues lo que se repite una gran cantidad de veces en las relaciones humanas; que la calidad de su comunicación fue pésima, tirando a negativa, quedaron atrapados en el bucle perverso de acusaciones mutuas, que subió de nivel, hasta el fatal desenlace.

Incluso yo acabé con mal rollo también, que lo sentía mucho por su bebé y porque recordaba lo destrozada que te quedas después de este tipo de discusiones, donde nunca arreglas nada, sino al revés.

Lo que realmente había pasado

Porque desde fuera podías entender que  ninguno de los dos se había sentido querido por el otro : “cuando estábamos en la Torre Eiffel que ni me cogiste de la mano”, “tu tampoco me has dicho nada bonito” , “que pasa con lo de no puedo vivir sin ti que me decías antes”

Simplemente con el bebé estresante alrededor y tantos amigos  ¡se habían echado de menos ese fin de semana!.

La mala comunicación

Pero  lo transmitían a base de “cuchillos” o lo que es lo mismo, a base de reproches y acusaciones :“tú no has hecho”, “no te has preocupado” ect, ect…

Y yo, que no sé nada, pero que observo mucho lo que funciona y tiene sentido, te pregunto.

Si intentas solucionar lanzando cuchillos a destajo, al final fijo que hieres e incluso matas, ¿no?

No te exagero.

Las graves consecuencias de una mala gestión de las relaciones

He observado que cuando el proyecto de vida de una pareja se rompe, pasan un duelo similar al de una muerte, hay una pérdida y un cambio de vida igual. Y como haya niños de por medio, ni te cuento.

Antes creía que la gente se separaba por cosas importantes; no sé, malos tratos, adicciones… Pero observo que cuando son cuchillos  los que vuelan a diario,  provocan una situación insostenible.

Porque las palabras funcionan como cuando subes contenido a internet; una vez lanzas el cuchillo al aire ya no lo puedes detener, continúa funcionando aunque tú no estés presente porque el otro lo recuerda.

¡Sigue hiriendo y haciendo cada vez más daño!

Aunque lo tengas todo, porque te recuerdo que ellos venían de Paris, la ciudad del amor, de un viaje soñado de amigos con su preciosa hija.

Que ¡ojala no! pero tiene basantes probabilidades de acabar con unos padres separados que como no han aprendido a comunicarse bien, -aunque no quieran, están matando su relación a base de cuchillos voladores.

Pero es que a nadie le gusta vivir en guerra.

Qué secreto he aprendido para gestionar mejor las relaciones.

Así que ¿te cuento ya de una vez el secreto que he descubierto?

¿la forma de  lanzar rosas en vez de cuchillos? que al permanecer en el aire, desprenden perfume y así lo recuerdan los demás en su memoria.

Da igual que sigan flotando, incluso mejor.

Ahí va.

He descubierto que para mejorar la gestión de las relaciones , en vez de utilizar cuchillos echando en cara todo lo que el otro no ha hecho o hace mal, puedes decirle simplemente cómo te sientes y lo que necesitas.

¿A que parece increíble que sea tan fácil?

“me siento solo, me siento triste, me siento juzgado, me siento que no llego a tus expectativas, tengo miedo, me siento poco valorado, me siento desbordada con la niña”

Cada vez que te comunicas expresando cómo te sientes y lo que necesitas lanzas una rosa al aire.

“me duele que”
En vez de “es que tú eres.. “

Sin insultar, sin agredir, expresando tu verdad interior.

Lo que sientes y lo que necesitas.

A mí no me resultó tan fácil

Si que parece fácil pero para mí no te creas que lo fue tanto, porque muchas veces tengo tanto estrés alrededor y tantos frentes abiertos, que no tengo ni idea de lo que siento.

Me tengo que parar a pensarlo, pero como ya aprendí este secreto, estoy entrenada para cerrar la boca hasta que me entiendo.

Primero lo piensas y luego lo creas.

Y por último, para entrenarte a lanzar rosas por la boca –como todo- tienes primero que programarte mentalmente para ello porque, nuestro universo exterior es resultado del interior.

Si lo dejas a la improvisación te va a ser francamente difícil dado que “en caliente” es difícil pensar.

Primero lo decides, luego lo  entrenas mentalmente y luego lo practicas.

La acción repetida es la madre del aprendizaje.

Y cuanto más te acuerdas y practicas – como todo- más automático te sale.

Porque fortaleces el musculo de la gestión eficaz de las relaciones a través de acciones mejoradas a través de la repetición, que es la base del éxito de cualquier disciplina.

Y dado que al final la vida es una pura relación, si te funciona y te mejora la vida tanto como a mí, me lo cuentas en un comentario, vale?

Un fuerte abrazo

Cris Contango

Cris Contango
signature
comparte!
2 Responses
  • Mercedes
    noviembre 15, 2018

    Tienes toda la razón, Cristina.Nunca en caliente entrar al trapo!
    Es fundamental tamizar el pensamiento, antesala de la palabra, que tan dañina puede ser.
    No obstante, reconozcamos que, cuando a ámbitos de pareja nos referimos, es muy, muy difícil no caer en recriminaciones y acusaciones. Pero, bravo por tu post y por la semilla que pueda dejar en el pensamiento de quienes te lean!

    • Cris Contango
      noviembre 15, 2018

      Toda la razón Mercedes y muchísimas gracias por dejarme tu comentario, un abrazo fuerte, Cristina

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.