Mis Reflexiones Mentales

Mi increíble victoria mental con este Blog

La gestión mental es la base del éxito

Para mí, la clave del éxito no es ser más inteligente, ni más listo, ni tener muchos títulos universitarios… sino ser capaz de gestionar tu mente para que te ayude a conseguir tus metas, o por lo menos, que no te perjudique!
Y más si tienes una mente que hace de “freno de mano”, como es mi caso.
La idea del Blog comenzó gracias a mi Plan B.
Impulsada por mi elevado número de hijos, y las necesidades económicas que acarrean, sumado a los continuos despidos en mi sector, tuve lo que yo llamo un «origen mental»:

Se me pegó como un parásito en la cabeza la decisión de conquistar Internet para darle un gran empujón a mi proyecto.

El problema es que era un  terreno desconocido y temeroso para mí, aunque  sin barreras de entrada, aparte de las de origen mental, ¡que son las peores!. Te hablo más sobre ellas en la entrada >> Mis 2000 despidos y los baby-boomers.

Mi batalla mental con el tema del Blog

Como me fascina leer, decidí que mi aventura digital pasaría por crear un Blog sobre un tema que me apasiona.

Soy una «friki» de la gestión mental y el desarrollo personal, que una vez lo pruebas produce una adicción que no veas y unos mejores resultados que ni te imaginas.

Solo escribiría sobre lo que me hubiera funcionado a mi primero. De ahí lo de «inspirar».

Así que una vez decidido y sin vuelta atrás, me puse en marcha.

Durante meses fui una madre pegada a unos auriculares… viendo videos de YouTube y haciendo cursos online, como el de idea2blog.com que por cierto, empieza advirtiéndote que ¡el 99% de los blogs fracasan!.


Ahí aprendí que, una de las maneras de reducir este porcentaje de error era… escribir un documento para regalárselo a los suscriptores!!!
¿¿¿En seriooooo????

Ufff, imagínate a mí, a solas, con (o contra) mi fantástica mente, escribiendo ¡un manual! sobre gestión mental, ¡y sin dedicarme a nada relacionado con la materia! ni coach, ni psicóloga, ni terapeuta, ni nada remotamente parecido.

Una lucha sin cuartel

Me propuse simplemente resumir en un manual, lo que había leído, practicado y me había funcionado.

Infinitas horas soportando a mi mente como si fuera un dolor de muelas: “Quien eres tú para escribir nada!, estás perdiendo el tiempo, a nadie le interesa el tema, mira que hay Blogs increíbles, quien va a leer el tuyo?”

Infinitas horas también haciéndole frente.
Porque ya he aprendido que las barreras mentales solo están en mi cabeza y con acción enfocada las destruyo.

Como mínimo mi objetivo era lanzar el Blog. Si luego ya no lo leía nadie, bueno. El único fracaso que conozco es no intentar las cosas.

Y así pasaron los meses, por las tardes, entre niños, actividades varias, recados y deportes… me dedicaba a escribir el manual; a veces dos horas, a veces dos minutos, pero siempre hacia delante como una hormiguita.

Por fin lo terminé y llegó el lanzamiento. Te confieso que mi primer mes fué fatal. Puro»miedo escénico», y es que Internet te expone públicamente y si tienes alergia a la exposición  como me pasaba a mí, ufff,  imagínate.

Además  tenía que publicar todas las semanas una entrada, con o sin tiempo disponible,  más o menos inspiración  y resultados mejores o peores.

Hasta que un buen día llegó mi momentazo Pitbull «feel this moment» cuando me di cuenta de que había ganado la batalla porque tenía ¡¡552 suscritos al blog!!, ¿te lo puedes creer?.

Por fín, era ciudadana de internet. Ya estaba digitalizada.

Mis conclusiones

Reflexionando después, me di cuenta de que, no solo  no había pasado NADA de lo que me iba augurando mi mente, sino todo lo contrario, lo que he vivido desde el lanzamiento del blog ha superado mis expectativas con creces.
Luego llegaron otras aventuras, como mi momentazo casero de “globalización”, porque me vi presentando mi propuesta de blog a lectores de otras partes del mundo.. yo, la “mari”, ¡desde el salón de mi casa!. Increíble!! Imposible imaginarse algo así en el mundo offline, donde te mueves en tu calle.
También asistí a un evento de blogueros  de gran éxito, y vi la forma que tienen de afrontar las dificultades. Gente valiente que ha dejado sus miedos atrás y ha apostado por vivir con libertad y buscar su sueño… ¡Todo es posible!.
Y lo mejor, ¿sabes mi emoción indescriptible al leer comentarios de personas maravillosas que me agradecían mi manual?.
Así que me quedo con la insuperable satisfacción del objetivo cumplido. Y mi peor enemigo en este viaje derrotado… como siempre mi mente.

Y con un inmenso y profundo agradecimiento en mi corazón a ti por leerme y haberlo hecho posible, por haberme compartido en redes, a las personas extraordinarias que me ha contactado a través del Blog, a mi familia por apoyarme, a la vida por tantas cosas buenas.

Un abrazo el doble de fuerte
Cris Contango

Mis 2000 despidos y los «baby boomers»

Como mi Blog es biográfico, hoy te comento que la multinacional en la que trabajo ha anunciado otros 2000 despidos antes de fin de año.


Que nadie se confunda, mi empresa es excelente e impecable en este tipo de procesos.
No obstante, ahora la continuidad  exige una permanente adaptación.

Pero, por favor, necesito que alguien me explique donde está la cámara oculta de la siguiente situación.

Mi generación de «baby boomers» o «currantesdesdepequeños», portadores de una extensa «titulitis» para acceder al mejor trabajo estable y seguro de 9 a 6  por cuenta ajena, nos encontramos ahora agarrados a la silla en medio de un huracán increíble de inestabilidad laboral.

Entiéndeme, no hay nada malo en el «9 a 6 por cuenta ajena» a menos que interfiera en tu capacidad de ganar lo que mereces, vivir como te gusta o tener estabilidad financiera.

El problema es que generalmente interfiere.

Y en estos tres meses que llevo de aprendiz de bloguera me he dado cuenta de  que después de tanto currarnoslo ahora tenemos unas «taras» o barreras mentales que nos están dejando  fuera del potencial del mundo digital que ha llegado para quedarse, como en su tiempo llegó la electricidad y más tarde los ordenadores.
Y ¡no podemos minusvalorar este potencial! porque nos puede costar muy caro,… como a Hillary.. ¿o alguien se pregunta  gracias a qué ha ganado Trump? sin ningún respaldo del mundo empresarial, político, académico…, ¡ni siquiera el mediático! con escasos periódicos apoyándole y uno era el del… ¡Ku Klux Klan!

¿Y cuáles son estas dos barreras desde mi humilde opinión?


1) Alergia a la exposición  -¡pero de salirnos granos!-,  yo la primera;
2)  Creencia  educacional de que existe el fracaso: cuando los errores son necesarios en el proceso de aprendizaje.

¿Cómo vas a emprender en Internet donde  te expones y  encima puede verte fracasar  todo el mundo? ¡Es realmente difícil!

Y estas dos barreras te ciegan los ojos de la mente, con los que realmente vemos, de forma que la realidad desaparece y ni se te ocurre una posible solución online.


Y como no dispones de tiempo porque compaginas trabajo y familia, ¿cuanto se reduce tu posibilidad de buscar planes alternativos?

Con lo que  las pedazo de habilidades de persistencia, trabajo y esfuerzo que hemos desarrollado no nos sirven para aprovechar las oportunidades online cuando no tienen ¡NINGUNA barrera de entrada!.

Y es que me doy cuenta de que ¡nos estamos quedando fuera! a mi  me costó un año  desbloquearme para lanzar este Blog, tres semanas  dejar de sufrir después del lanzamiento y solo ahora empiezo a disfrutar del increíble mundo de posibilidades que se abren y que no sabía que existían.
Llevo preguntando a todo quisqui alrededor, como puedo promocionarlo y te digo que ¡nadie tenemos ni idea!

Y, sin embargo, mira a la generación GIG – Millenian – Nativos digitales navegando como pececillos por internet porque han manejado antes una Tablet, que una bici.

Y te pongo un ilustrativo ejemplo de esto;  mi ex compañera de trabajo y su mejor amiga en seis años alcanzaron el americano Círculo del Millón de Dólares en comisiones por desarrollar mercado online para la multinacional que te propongo en la Categoría del Plan B, (si, si, en esos círculos  donde normalmente solo aparecen cuatro de Honolulú, que nunca conoces, porque la oportunidad es un engaño).

Pero esta oportunidad es real como la vida misma, y ahora un equipo de Millenians inglesas han conseguido lo mismo que ellas en poco mas que un año, exclusivamente a través de las redes sociales.

Porque el mundo offline es uno a uno y el online uno a mil.

Y nosotros aquí con nuestras barreras mentales que nos ciegan la realidad de la revolución digital, ¡con la de itinerario profesional que tenemos por delante! No paran de advertirlo en mi asociación de asesores financieros, la precariedad de las jubilaciones.
Lo que te digo, ¿donde está la cámara oculta?

Así que, ¿Por qué seguir viéndolas venir?

Una conocida montó su negocio online alrededor del ¡cacahuete!: mantequilla, mermelada, ensaladas y recetas que le permitieron despedir a su jefe que últimamente no le traía demasiadas alegrías.

Un ex consultor me contaba el otro día lo contento que estaba ahora con su web de bolsos personalizados y que al trabajar sobre pedido en Internet el riesgo es reducidísimo.
¡Hay infinitas oportunidades!

¿Qué te ilusiona? ¿Eres un amante de las fotos nocturnas? ¿Por qué no montar una web/blog/ comunidad de amantes de la fotografía nocturna?  ¡igual te forras vendiendo calendarios temáticos!

¿Por qué no? Internet es tan grande que hay gente para todo, ¡con razón está succionando el negocio de la distribución tradicional!.
¿Por qué no reclamar nuestro pedazo, nosotros, los currantes babyboomers que tenemos todas las habilidades?

Nos desbloqueamos quitándonos la venda que tenemos puesta y empezamos la «Universidad del mundo Online».
¿No tienes ninguna idea? Te propongo mi proyecto, que para mi decorado de –no tiempo- me pareció la mejor opción  sin nada que perder. No tiene cargas a las  que hacer frente si ese mes no tienes actividad y si  la tienes… el multiplicador es infinito, del que cambia vidas, como la de mi amiga.

¿Es difícil? ¡¡Claro!!  Pero, !¿qué no lo es?¡ Y así, en vez de preocuparte, te estás ocupando de que si pasa, que te pille preparado, ¿no?
Ya lo dicen los anglosajones: «nothing worth doing is ever easy»

Peor es vivir un día a día con el agobio y la impotencia de no saber si en tres meses te quedarás sin trabajo.

Además, la vida merece ser vivida con ilusión, con un proyecto propio  creándote el futuro en el que quieres vivir  y solo ponerte en marcha ya te mejora un presente que igual ¡ni siquiera te termina de gustar!

¿Por qué no?

Un abrazo

Cris Contango

Mi victoria sobre el mito de los tacones y los clientes

A vueltas con los dichosos tacones

Si eres hombre y no llevas tacones, igual te has preguntado porqué más de una y más de dos, guardamos unos misteriosos pares de tacones de distintos colores debajo de la mesa.
No te sabría decir que aporta exactamente a nuestra productividad, ni que parte de nosotras, genera esa necesidad tan poco práctica de tener que andar cambiándote de calzado continuamente, pero créeme cuando te digo, que tras muchos años recorriéndome oficinas del sector financiero de mi ciudad, esa necesidad existe.
Bien, pues te cuento que en mi caso es todavía peor, porque ¡yo los tacones los llevo siempre conmigo en el bolso! ¿te lo crees?
La razón de tan curiosa manía es que los tacones me los cambio en cuanto puedo por unas New Balance con las que me toca recorrerme varias millas a diario por Madrid. Llevar y recoger niños de colegios, compras y otros muchos quehaceres diarios… sería demasiado duro tener que hacerlo en tacones!.
Además, por si no fuera suficiente, lo de llevar los tacones en el bolso conlleva otro daño colateral: me obliga a cargar un bolso enorme que ni Mary Poppins me ganaría a sacar objetos de dentro.
Y todo por poder visitar clientes con unos tacones!!
Pues bien, todo esto ha terminado, ¡y ha sido gracias a escribir este Blog!

La peor de mis pesadillas

Resulta que un día entre semana, después de levantarme, poner desayunos, vestir y organizar niños, instrucciones pertinentes, la compra que venía, y otras tareas varias, por cierto, algunas de lo más variopintas, como dar de comer a los tres patos que me ha colado CJ en el patio de casa, (que ya te recomiendo desde aquí que el pato solo a la naranja, no he visto un animal más sucio en mi vida), me fui a trabajar.
Fijo que fue por los dichosos patos, pero el caso es que se me fue el santo al cielo y después de conducir una hora y estar puntualmente en la puerta del cliente, me di cuenta de que mi bolso iba medio vacío, horroooor!!. La peor de mis pesadillas hecha realidad…
Me había olvidado los tacones!!
Me quedé petrificada.
Cualquier interacción profesional que tuviera esa mañana, tendría que ser con mi “look” reventado por las andrajosas esparteñas hechas polvo que llevaba puestas.
Y aquí va la habitual aportación de Murphy, porque justo las visitas de ese día eran en unas enormes oficinas tipo “loft” a las afueras de Madrid, de esos edificios de oficinas modernos, que tienen plantas enteras, espaciosas, sin divisiones y muy muy iluminadas, repletas de mesas con gente trabajando…
Y por toda esa gente tenía que pasar yo varias veces hasta llegar a tres departamentos diferentes con los que tenía cita.

Cristina 1 – Mente 0

Mira, hace algún tiempo, antes me rajo a la mitad que ir así. ¿Qué tal si ponemos alguna excusa de última hora y abortamos plan Cris?
Pues no!! Porque hay que ser consecuente, vamos a ver, ¿no estoy haciendo un Blog sobre control mental?
Pues hala. A hacer control mental.
Es lo que pasa con lo de inspirar, que toca ser tu el que hace las cosas primero.
Mi teoría base es que la mente sin gestionar perjudica haciéndote creer hechos irreales, que condicionan tus acciones y por lo tanto tus resultados y generalmente a la baja, pues el mismo mecanismo debería funcionar a la inversa, ¿no?
Porque si la mente es tan efectiva para lo malo, también lo puede ser para lo bueno.
Esta vez mis pensamientos me iban a ayudar a salir de la situación de la misma manera que otras veces me fastidian muchas otras, haciéndome creer hechos irreales.
Y sobre la marcha me auto programé un ecosistema cerebral indicándole a mi mente que estaba subida en unos pedazo taconazos tipo stilettos Jimmy Choo de vértigo y que iba a hacer la mañana exactamente como la tenía programada.
Y como la mente no distingue la ficción de la realidad, se lo creyó, y vaya que si lo creyó!! Porque me lancé a hacer las visitas “por todo lo alto”.
Y te cuento que hay gente buena en todas partes.
El primer cliente al verme me confesó que desde que estaba en el “backoffice”, también decidió venir sin corbata a trabajar, y no es que me haya propuesto visitar clientes en chanclas a partir de ahora, pero me pareció tan amable por su parte, que no le dije nada. Las otras visitas también fueron de maravilla.
Pero aquí viene la moraleja, porque al quitarle importancia a un asunto que en el fondo no la tiene, me di cuenta que también era yo la que se la daba, igual que a muchas otras cosas Y QUE YO MISMA ERA CAPAZ DE QUITARSELA.
¿Te imaginas que fuéramos capaces de quitar o dar importancia a asuntos en función de lo que nos conviene, en lugar de estar a merced de una mente caprichosa y cruel, empeñada en ponernos trabas a todo lo que nos proponemos?
Y tan orgullosa que volví a la oficina después con los deberes hechos y la alegría increíble, insustituible e inigualable que obtienes cada vez que te superas a ti mismo y tu mundo se hace más grande.
Al Everest se llega dando un paso detrás de otro y todos cuentan, aunque sean cortos.
Un abrazo fuerte.
Cris Contango

Un ejemplo de hasta que punto una mente sin gestionar puede destruir.

Este ejemplo es real.

Hace 30 años un cliente y buen amigo que tengo, se preparó las oposiciones de abogado del estado y para ello se encerró sus buenos añitos en casa estudiando para el gran momento.

Lo que me ha costado dos líneas escribir para él fueron años de esfuerzo, abundantes planes que no disfrutó en sus mejores años de juventud y un montón de fines de semana y vacaciones hincando codos en una mesa.

Eran 4 exámenes y quedo entre los 5  mejores  de la promoción en los 3 primeros.

Y llego el día del cuarto examen y  último donde tenía que cantar el tema que le tocara de los 100 asignados. Mi amigo dominaba a la perfección 99 temas pero hubo 1 que se lo tendría que haber repasado más.

1 de los 100 no se lo sabía perfecto y 99 sí.

Qué paso? pasó que producto de la tensión y la importancia del momento donde se lo jugaba todo, su mente se bloqueó debido a el tema que no se sabía por si acaso era el que le salí y se quedó en blanco completamente.

Completamente en blanco

Completamente en blanco, como si no hubiera estudiado nada.

No pudo acceder a los otros 99 temas que se sabía a la perfección. Como lo ves? El jurado de las oposiciones al haber quedado entre los cinco primeros en los tres examenes anteriores, le dio dos oportunidades incluso porque no se lo podia creer.

Pero ni aún así. Mi amigo perdió las oposiciones, se repuso y aunque después le  ha ido francamente bien profesionalmente solo hasta hace poco puede contarlo y hablar del tema porque en muchos antes ni podía!

Lo que a mí me alucinó  de su historia es como la mente a su libre albedrio te puede arruinar la vida.

Porque  su mente no se focalizó en los 99 que se sabía a la perfección, si no en el único que no dominaba. Totalmente irracional cuando había una probabilidad de 1 entre 100 de que le saliera. Un 1%.

La mente sin gestionar funciona así, por la tensión del momento se enfocó en lo que no sabía bloqueandole el acceso a la sabiduría igual que si no hubiera estado estudiando nada. Lo fácil que hubiera sido indicarle a la mente que se enfocara en lo que SI sabía porque tal como funciona la mente, es imposible que se enfoque en las dos cosas a la vez.   Tiene que elegir ,la mente no es capaz de  enfocarse en ambas.

Todo esto lo explico con detalle en mi manual, bájatelo porque te va a ser útil.

Además, hace poco pude comprobar esto que escribo con un amigo  sacerdote que tenía que exponer su tesina de filosofía .en la universidad.

Estaba muy nervioso porque había trabajado durante meses, incluso años. Iba a ir mucha gente a oírle viajando incluso, familiares, amigos, catedráticos, profesores… y estába angustiado el día anterior porque aunque le encantaba su tema, que lo dominaba perfectamente y disfrutaba incluso, le iba a salir fatal por lo absolutamente nervioso que estaba al tener esa gran audiencia. Que a él le gustaba contarla así, de una forma sencilla, como si lo contara a su madre.

Y justo  eso es en lo que quedamos.

Le indico a su mente cuando le toco hablar que como su madre le estaba escuchando que se lo contara a su madre y se olvidó del resto del público, le salió la mejor nota y además incluso disfrutó mucho durante la exposición   y solo recibió felicitaciones de todo el mundo. Lo hizo tranquilo, luciéndose y con excelencia.

Cómo funciona la mente no puede pensar en que le están escuchando a la vez el catedrático y su madre, tiene que elegir en quien piensa.

Como mi amigo lo sabía, voluntariamente se lo indicó, » me voy a centrar en  contárselo a mi madre».

Tú no eres tu mente y si te lo propones como objetivo gestionarla y controlarla,  tú mandas a tu mente.

Cuesta mucho, un esfuerzo de persistencia diaria, repetición, repetición, y vas avanzando lentamente. Igual que todos los días te machacas a diario en el gimnasio si quieres estar en forma físicamente. Todo lo que vale la pena en la vida cuesta esfuerzo.

Un abrazo y muchas gracias por leerme.

Cris