Mis Reflexiones Mentales

¿Por qué te recomiendo practicar mi manual de gestión mental?

Por la desventaja mental de ¡tres a uno!, que arrastramos de fábrica, que de alguna forma tenemos que intentar recuperar.

¿Porque me parece vital la autogestión mental?

Porque   la principal misión del cerebro es la de garantizar tu supervivencia y para cumplirla  ¡continuamente te presenta  posibles amenazas!

Viene programado de fábrica para advertirte de todos los posibles peligros que  te podrían acechar. Que si fueran reales (como cuando nos perseguían los mamuts) pues vale, pero en nuestra época suele ser  riesgos imaginarios de todo tipo, lo que nos presenta.

El desventajoso marcador mental

Está  demostrado que  esa es la razón por la que  necesitas tres impactos positivos para contrarrestar uno negativo. ¡Tres!

Y por eso en el Metro lo que se suele oir son enfermedades,  desgracias y muy pocos comentan lo contentos que están.

Mi tontísimo incidente ilustrativo.

Bien, lo que te repito infinitamente de invertir tiempo y esfuerzo en tu prevención mental  por supuesto que  yo lo hago a diario durante media hora. 

Estos 30 minutos me han cambiado la vida y me han generado unos mejores resultados, en todas las facetas, que no te puedes ni imaginar.

La hago donde puedo, pero intento en un Santísimo que es donde más me aprovechan estos 30 minutos de prevención mental.

¿Que qué es un Santísimo? La presencia de Jesucristo expuesta en una iglesia y tú vas, te quedas ahí y ya está.

Sin intermediarios, sin sermones, sin mediadores.

Sé que me arriesgo a perder seguidores

Que en estos tiempos es  más glamuroso decir que hago Yoga o Pilates , pero mi Blog es biográfico y es lo que hay.

¿Sobre la iglesia y el Papa de Roma? por supuesto, tus razones tendrás para tu opinión.

Pero este Blog va de que solo inspiras si lo haces primero.

Y  por lo que hizo, me parece el mayor inspirador de la historia, que incluso hasta el día de hoy le celebra medio mundo su cumpleaños.

No te sé explicar mejor, ahí me siento muy a gusto y como que me aprovecha más mi media hora de gestión mental.

El susto de muerte

Para llegar, desciendo unas escaleras a la cripta subterránea de la Iglesia y después entro en otro recinto  del coro al final que está a oscuras, que así no me ve nadie y me concentro mejor.

¿Te puedes creer que un día  bajo corriendo y al entrar me encuentro un hombre roncando?

De poco me da un infarto, bueno,  a los dos, que del grito que pegué casi se cae del banco.

Me mente me advierte a diario

¿Y sabes que desde entonces, siempre, siempre, siempre al abrir la puerta del coro me avisa  “cuidado con el hombre durmiendo “?

Y te aseguro que ese hombre, antes se cambia de sexo, que quedarse dormido ahí otra vez .

¿te das cuenta?, solo me pasó una vez.

Y todos los días. ¡TODOS LOS DIAS! Mi mente me hace visualizar al hombre durmiendo antes de abrir la puerta, el primer sitio donde me obliga a mirar.

El martilleo mental  que soportamos.

Y este ejemplo tan tontísimo.. , ¡extrapólalo a todas las cosas que a diario nos pueden generar sufrimientos!

Discusiones, enfermedades, facturas, enfados, problemas,  relaciones,  cambio climático… 

Posibles amenazas reales o irreales, da igual.
La mente  ¡no distingue!.

Esta programación anti-peligros  ¡es agotadora!

Mi manual de autogestión mental

Y para contrarrestar recopilé el manual. Porque algo que yo ignoraba es que la mente se puede gestionar .

No son enseñanzas mías. Para nada. Sólo he intentado resumir lo  aprendido de eminencias varias y que al practicar me ha funcionado.

¿Qué soy muy pesada con el temita? Bueno, eso ya me lo dicen mis hijos todos los días.

Pero se me ha metido en la cabeza desde aquí animarte a  “pensar en lo que piensas” por la calidad de vida que reporta y sobre todo el precio tan alto que pagas si no lo haces.

Al menos yo.

Si actúas, como sientes, sientes como piensas y nuestro mundo interior es tan, tan importante, ¿porqué no proponerte mejorarlo?

Anímate hombre. Descarga, lee y practica mi manual. y si te ayuda me cuentas. Nada me haría más ilusión.

Click aquí para descargar GRATIS el manual

 

Un fuerte abrazo,

Cris Contango

¿Con qué riegas el jardín de tu cerebro? ¡Ponle a dieta!

Pon a dieta tu mente

Tiene gracia que en cuanto empieza el año la mitad de las mujeres nos pongamos a régimen. Después del mini embarazo de los dos roscones y medio que suponen las Navidades, ¡no queda otra!.Y digo yo; ya queremos mejorar ¿Por qué no empezar también una dieta con los pensamientos con los que poblamos nuestro cerebro?

El cuerpo no tiene la posibilidad de crear nada, y sin embargo, el cerebro ¡lo crea todo!, con lo que… es ¡muchísimo más importante cuidarlo!

Porque si andas con un par de kilos de más y a ti no te importa, ¡no lo sufres!; pero, si tienes pensamientos negativos repetitivos,  los sufres ¡todo el día! y lo peor es que lo creas alrededor.

Tu mente siempre está produciendo

Nuestra mente es como un jardín que puede ser inteligentemente cultivado o abandonado al dominio de hierbas y rastrojos que crecen solos.

Sea cultivado o descuidado ¡está destinado a producir!.

Cada semilla de pensamiento sembrado en tu mente que eche raíces se reproduce a sí mismo floreciendo (tarde o temprano) en acciones y produciendo sus propios frutos.

Los pensamientos positivos producen buenos frutos, y los pensamientos negativos malos frutos. Es el resultado de una ley que no falla.

Por eso tienes que tener mucho cuidado qué tipo de pensamientos dejas crecer en el jardín de tu mente.

¿Qué le das de comer a tu cerebro?

Si plantas cosas increíbles la cosecha ¡será impresionante! Pero…dale de comer grasa, petróleo a una planta, ¿Cómo te parece que serán los frutos?
Por eso mi propuesta es que le cambies la dieta, ¿qué le das de comer a tu cerebro? Tu régimen habitual ¿Te ha funcionado para estar disfrutando de un día a día bueno con relaciones afectivas sanas y un proyecto que te ilusione?

¿Te gustaría ser más positivo, productivo, amable, paciente? Abona tu cerebro con cosas positivas, constructivas, motivadoras y que te ayuden a crecer.

Filtra, evita o raciona libros e impactos negativos, el periódico, la televisión o tu vecino que en 30 segundos en el ascensor se las arregla ¡para amargarte el día!

Igual que un jardinero cultiva su parcela, manteniéndola libre de malas hierbas también tú puedes cuidar el jardín de tu mente limpiándola de pensamientos que no te beneficien. (Por cierto, ¿sabes de donde viene la palabra cultura? Pues ¡de eso mismo!, de cultivar la tierra que somos nosotros).

Así que… nuevo propósito para el 2017: ¡Pon a régimen a tu mente! Es también una forma de complementar el cuidado de tu físico.

Porque un cuerpo sano y una cara serena es el resultado de pensamientos felices, buenos deseos y serenidad. Inténtalo. Cambia los pensamientos respecto a las situaciones y la gente y las situaciones y la gente cambiarán.

Porque ¡no podemos mantener en secreto nuestros pensamientos!, de alguna misteriosa forma se cristalizan en las circunstancias que nos rodean. Lo que piensas construye tu vida.

Quizás no puedes escoger directamente tus circunstancias –pero si tus pensamientos- y de esa forma indirectamente darles forma.

Unos pequeños ejemplos

Que tu vecino el del ascensor sea un indigno no tiene la menor importancia para ti si consigues que no te quite la paz. Allá él.

¿No te parece curioso que las personas que viven con temor a las enfermedades muchas veces son quienes más las padecen? La ansiedad ¡debilita el cuerpo!

No es lo mismo pensar un lunes por la mañana en “la pereza que te da ir a trabajar” que “la suerte que tienes de que sea lunes y no estar parado”.

Completamente opuestos pensamientos y opuestos resultados también.

¿Tienes muchos pensamientos de duda y temor? Fuera. Erradícalos

Nunca han logrado una meta y nunca podrán: siempre conducen al fracaso, ¡son enemigos del conocimiento!. Los detectas, lo decides y luego lo ejercitas con acción todos los días.
Cuesta esfuerzo, claro; pero no conozco nada que valga la pena que sea fácil.

De la misma forma que alguien físicamente débil se puede fortalecer mediante esfuerzo persistente, los pensamientos débiles lo puedes convertir en poderosos ejercitándolos.
Y los beneficios son infinitos.

¿Porqué no te pones un objetivo nuevo?

En cualquier faceta de tu vida: familia, relaciones, desarrollo personal…

Tener objetivos y proyectos te ayudará en tu de control mental.

Dejas de pensar en el problema, porque al diseñar un proceso constructivo en el que focalizar tus pensamientos, centras a tu mente en las soluciones. Y la mente ¡no sabe pensar en las dos cosas a la vez!: o problema… o solución.

Un abrazo fuerte,

Cris Contango

Y por último, te recuerdo que…  te puedes suscribir a mi blog! y recibirás un regalo : Mi manual de Iniciación a la Gestión de Pensamientos



Acepto la política de privacidad (necesario)*

Los 4 típicos propósitos de Año Nuevo, ¿vas a seguir “bucleando”?

Si eres de los pocos que sí que has cumplido los propósitos de Año Nuevo en el 2019, no sigas leyendo, que esta entrada no es para ti.

Pero si no, pues, oye, igual empiezo el año ayudándote a ahorrar dinero y todo.

Repasamos los Propósitos de Año Nuevo más populares:

Ahí va el primero: «Este año, voy a ir al gimnasio si o si»… y el 2 de Enero, te apuntas… ¡por un año!, vengaaa que las cosas hay que hacerlas bien porque estás super-motivado.. y además ahorro que es más barato, .. y religiosamente vas tres veces durante… las dos primeras semanas, tres veces más en Febrero y tres veces más en los últimos 9 meses del año – aunque sigas pagando-  porque.. la cuota no perdona.
El segundo: «Este año es definitivo, dejo de fumar si o si».. y lo haces, si.  Se lo dices a tus amigos para crear atmosphere, eliminas mecheros y ceniceros, haces hipnosis con el mago Nicotino y su Vespino, te compras tus cigarritos de vapor, mascas los palos de regaliz que has plantado en tu terraza, porque este año, de verdad que si.  Y lo logras durante.. no se.. ¿un par de semanas?, ¿quizá un mes? Resistes estoicamente hasta caer por culpa de esa copita asesina de voluntades que te hace  fumarte hasta la pata de la silla debido a tanta ansiedad reprimida.
A ver.. mas cosas.. más propósitos de año nuevo…
Tercer típico propósito: «Voy a adelgazar mínimo 10 kg».. y te gastas una pasta en el mejor nutricionista de la buena ventura porque si le pagas mucho, te crees que él lo hará por ti. Esta vez sí.
El cuarto, otro clásico «este año lo consigo y salgo antes del trabajo» lo tienes ¡tan claro! porque el tiempo vuela y tus hijos crecen y te los pierdes. No sé, quizá va y aparece Mary Poppins a acabarte los marrones, que esos ya te adelanto que se van a mantener … pero probablemente el que aparezca sea tu jefe y dándote más.
Te adelanto, hoy 11 de Enero, que puede que este año tampoco cumplas Propósitos de año nuevo y acabes fumando, con más kilos de más y siendo un modelo de esclavitud laboral urbana, que los hay a patadas.

Por favor, ¡deja de “buclear” propósitos de año nuevo!

Porque mientras tu mente se alimente del pasado, solo te va a producir más de lo mismo.
Ya está. 
y a este pequeño concepto de sentido común, lo he bautizado “buclear”.
Es una variante de “para tener resultados distintos, tienes que hacer cosas distintas”.
O que no puedes utilizar un mismo input esperando que produzca un output diferente.
Si tus herramientas para conseguir los mismos objetivos que el año pasado son las que tenías dentro de tu cabeza el año pasado, entonces no lo dudes.. VAS A “BUCLEAR”.

… y te propongo  «modelar» tus propósitos de año nuevo.

Te propongo una forma distinta de abordar tus valiosos objetivos: MODELA
¿a que me refiero con “modelar”?
Es simplemente replicar lo que ya le ha funcionado a alguien anteriormente  para conseguir ese objetivo. Te lo puede contar a través de un libro/video/audio  o  simplemente puedes «modelar» a tu vecino, que ya no fuma desde hace 10 años e incluso también ha conseguido adelgazar.
El caso es que te aseguras que incluyes inputs distintos a los utilizados hasta ahora cuidodadosamente escogidos por su eficacia para conseguir alcanzar tus objetivos.
Si quieres salir pronto de tu trabajo, habla con alguien de tu oficina, que lo ha conseguido y replica lo que él hizo.
Si quieres dejar de fumar, adelgazar, escribir un libro, hacerte experto en plantas aromáticas,  “modela” a alguien que ya lo haya conseguido. ¡Haz lo mismo.!
Alimentando tu mente con parámetros nuevos que funcionan, evitas “buclear” modelando acciones eficaces nuevas, que no te garantizan el éxito, pero desde luego te incrementan las probabilidades de alcanzar tus propósitos de año nuevo en el 2020.
Quizá  modelando a tu compañero, consigues salir antes la mitad de los días. Pues ya es algo.

Y un último beneficio adicional.

A través de la acción de utilizar nuevos inputs eficaces, le has mostrado a tu mente una nueva forma de funcionar.

Porque como le has enseñado a través de la acción te lo has grabado a fuego.

En la siguiente entrada te voy a explicar como modelé para conseguir mi propósito de ir al gimnasio en el 2019. No solo ya no me cuesta , sino que estoy deseando ir.
Lo haría ahora, pero ¡se me alarga la entrada!.
Un abrazo fuerte
Cris

Te agradezco de corazón…

.. .que hayas decidido ser un “inspirólogo” de tí mismo.
Y te doy la enhorabuena.

Porque significa que le ves sentido a trabajar en ti mismo para incrementar tu bienestar y el de los que te rodean.

¿Sabes por qué vale tanto la pena esforzarse en progresar?

Mira que me resulta curioso que cuando hablo de mejora personal, muchos vuelvan la cabeza; probablemente no les parece un tema de atención seria, ni les merece respeto.
¿Quizá porque lo ven para flojillos o fracasadillos?.
Sin duda implica una actitud vital de humildad. Si desde pequeños nos preparan para ser «superman» y nº 1, proponerte desarrollar algo, implica reconocer primero que lo necesitas.
Pero, , al mismo tiempo, curiosamente observo que lo que si tienen todos clarísimo es que quieren ser felices.
“¿Qué prefieres para tus hijos?, ¿Qué se desarrollen a su máximo potencial o que sean ricos?” “Ricos”,
“pero ¿ricos o felices?”
“Feliceeeees, claroooo, ¡eso lo primero! ¿quién no quiere ser feliz? «
Y se me ocurre además otra razón y es que desarrollo personal suena como a trabajo y la palabra felicidad a tumbona en el Caribe. Y pocos suelen querer trabajar más duro.
Es curioso que  el 100% de de la población está interesado en su felicidad y solo el 5% lo esté en su desarrollo personal, porque ¿te cuento mi descubrimiento sorprendente?

¡Estamos hablando de lo mismo!.

Mira, -con la obsesión de replicarlo-, hace tiempo que audito cualquier material que me acerque a la clave de los que tienen éxito en la vida, definiéndolo como lograr ser feliz disfrutando de cada día.
Y en los estudios sobre las dimensiones de la felicidad compruebo que esos científicos describen los mismos comportamientos por los que los mentores de desarrollo personal han abogado por décadas.
La única diferencia es que lo han aplicado en un contexto diferente y por eso la mayoría busca bienestar eliminando el concepto de mejora continua, que realmente, ¡te lo trae en gran medida!.
¿Tiene sentido, no? Si vives  tu vida utilizando solo un 5% de tu potencial, obtienes el 5% de los posibles rendimientos que podrías obtener..
Y a la inversa.
¿Qué pasaría con tus resultados si continuamente te esfuerzas en mejorar tus capacidades?: conocimientos, habilidades de comunicación, relaciones familiares, vida espiritual, salud, productividad, nutrición, éxito financiero…

En mi caso, estoy mejorando mi gestión mental, dado que mi cabeza era mi principal saboteadora y me alejaba de los resultados que quería obtener.

La mejor inversión: La tremenda potencia del 1 %?

Imagina que te planteas un desarrollo diario de un 1% .
Decides mejorar cualquier área de tu vida tan solo ese poco cada día.
Un 1%.
Para ello utilizas el poder inmenso de las pequeñas y sencillas acciones que se engrandecen con el tiempo.
Te propones algo concreto: un buen hábito diario, reaccionar mejor, utilizar palabras amables, sesiones de estudio, nutrición saludable, deporte, diez minutos de audio o libro inspirador, subir por las escaleras…
Lo que sea, hay manuales de sobra para todo.
No hablo de súper poderes ni mucho menos, eso lo dejamos a los “supermanes”.
Me refiero a simples acciones productivas repetidas consistentemente en el tiempo, dado que ninguna mejora ni aprendizaje sucede fuera de la acción.
Esto hará que al acabar el año acumules ¡365 por ciento!, una mejora de tres veces y medio.
¿Te imaginas dentro de 10 años?

Con esta inversión… ¡desafías tu tiempo biológico!

Dado que no importa que el tiempo pase, porque como te estás continuamente mejorando, tú no vas a peor, sino  a mejor.
Creo que nunca nada permanece igual, siendo la fuerza de la gravedad  bajista, (ese dejarse llevar por los acontecimientos , como si fueras un espectador, en vez del protagonista).
Parece que el paso del tiempo sea casi peor que enfermar, cuando está en las manos de uno decidir sentirte hoy, más vivo que ayer.
El Contango es una situación financiera  donde el activo vale mas en el futuro.
Lo escogí como marca, porque siendo yo mi principal activo, al aplicar mi inversión del 1%, tomo el control de la dirección que mi vida toma, alcista por supuesto y con un interés compuesto, dado que el año siguiente empiezo mi 1% ¡un 365 más arriba!.

¿Y cual es el mayor beneficio de hacerte «inspirólogo»?

Y todavía te doy la enhorabuena por otro beneficio adicional -el más importante diría yo-.
El mundo es una pura relación, por eso uno de los más irresistibles impulsores de la conducta humana es sentir que lo mejoras por donde pasas.
Cada uno tenemos unos dones únicos de talento, pasión y visión con las que nos ponen en la tierra. Cuanto más éxito logremos en llevarlo a su potencial, más responsabilidad tenemos respecto al resto.
Dejas un legado más grande a través de lo único que está en tu mano, que es desarrollarte a ti mismo.
Porque cuando tú mejoras creas unas ondas que no ves pero que se extienden alrededor tuyo cuyo impacto es ¡muy poderoso!.
El primer día no te das cuenta pero al cabo de un año de haberte propuesto ser mejor persona, compañero, madre, padre, jefe, trabajador, marido, mujer, vecino… ¿tú crees que los demás no lo notan?
Las pequeñas cosas que parece que no hacen diferencia son las que hacen ¡toda la diferencia!
Pueden cambiar el curso de la historia y sin duda te digo que cambia la tuya.

Gracias de corazón otra vez

Por todo lo que te he explicado,  te doy la enhorabuena y las gracias de corazón por seguir leyendo mis entradas y haber aceptado ser parte de mi comunidad.
No sabes lo que me has animado a seguir .
Un fuerte abrazo,
Cris Contango

¿Y tú, en tus relaciones lanzas rosas o cuchillos?

Te cuento que uno de los mejores beneficios de practicar la gestión mental, ha sido una increíble mejora en la resolución de conflictos en mis relaciones.

La pareja del avión

Mira lo que ocurrió en el avión de vuelta de mi súper viaje familiar a Paris del puente pasado.

Por su tono de voz, no tuve más remedio que escuchar a la pareja que viajaba con su bebé de año y medio en el asiento de atrás del avión.

Se habían sentado separados del grupo con el que viajaban y se ve que volvían con ganas de resolver asuntillos pendientes.

Los dos deseaban que todo hubiera salido mejor y lamentaban profundamente el desastre de fin de semana “vaya, que lastima de viaje” “quien iba a pensar que iba a acabar así”.

Literalmente con cada frase pedían más atención. Es decir,  se querían y se importaban el uno al otro.

¿y si te digo que salieron del avión, ella llevándose el bebé a casa de su madre y él decidido a llamar a su abogado?.

¿Qué paso para que dos personas que se importaban y quisieran arreglar las cosas acabaran con amenazas y diciéndose cosas horrorosas?

La mala comunicación en las relaciones

Pues lo que se repite una gran cantidad de veces en las relaciones humanas; que la calidad de su comunicación fue pésima, tirando a negativa, quedaron atrapados en el bucle perverso de acusaciones mutuas, que subió de nivel, hasta el fatal desenlace.

Incluso yo acabé con mal rollo también, que lo sentía mucho por su bebé y porque recordaba lo destrozada que te quedas después de este tipo de discusiones, donde nunca arreglas nada, sino al revés.

Lo que realmente había pasado

Porque desde fuera podías entender que  ninguno de los dos se había sentido querido por el otro : “cuando estábamos en la Torre Eiffel que ni me cogiste de la mano”, “tu tampoco me has dicho nada bonito” , “que pasa con lo de no puedo vivir sin ti que me decías antes”

Simplemente con el bebé estresante alrededor y tantos amigos  ¡se habían echado de menos ese fin de semana!.

La mala comunicación

Pero  lo transmitían a base de “cuchillos” o lo que es lo mismo, a base de reproches y acusaciones :“tú no has hecho”, «no te has preocupado» ect, ect…

Y yo, que no sé nada, pero que observo mucho lo que funciona y tiene sentido, te pregunto.

Si intentas solucionar lanzando cuchillos a destajo, al final fijo que hieres e incluso matas, ¿no?

No te exagero.

Las graves consecuencias de una mala gestión de las relaciones

He observado que cuando el proyecto de vida de una pareja se rompe, pasan un duelo similar al de una muerte, hay una pérdida y un cambio de vida igual. Y como haya niños de por medio, ni te cuento.

Antes creía que la gente se separaba por cosas importantes; no sé, malos tratos, adicciones… Pero observo que cuando son cuchillos  los que vuelan a diario,  provocan una situación insostenible.

Porque las palabras funcionan como cuando subes contenido a internet; una vez lanzas el cuchillo al aire ya no lo puedes detener, continúa funcionando aunque tú no estés presente porque el otro lo recuerda.

¡Sigue hiriendo y haciendo cada vez más daño!

Aunque lo tengas todo, porque te recuerdo que ellos venían de Paris, la ciudad del amor, de un viaje soñado de amigos con su preciosa hija.

Que ¡ojala no! pero tiene basantes probabilidades de acabar con unos padres separados que como no han aprendido a comunicarse bien, -aunque no quieran, están matando su relación a base de cuchillos voladores.

Pero es que a nadie le gusta vivir en guerra.

Qué secreto he aprendido para gestionar mejor las relaciones.

Así que ¿te cuento ya de una vez el secreto que he descubierto?

¿la forma de  lanzar rosas en vez de cuchillos? que al permanecer en el aire, desprenden perfume y así lo recuerdan los demás en su memoria.

Da igual que sigan flotando, incluso mejor.

Ahí va.

He descubierto que para mejorar la gestión de las relaciones , en vez de utilizar cuchillos echando en cara todo lo que el otro no ha hecho o hace mal, puedes decirle simplemente cómo te sientes y lo que necesitas.

¿A que parece increíble que sea tan fácil?

“me siento solo, me siento triste, me siento juzgado, me siento que no llego a tus expectativas, tengo miedo, me siento poco valorado, me siento desbordada con la niña”

Cada vez que te comunicas expresando cómo te sientes y lo que necesitas lanzas una rosa al aire.

“me duele que”
En vez de “es que tú eres.. “

Sin insultar, sin agredir, expresando tu verdad interior.

Lo que sientes y lo que necesitas.

A mí no me resultó tan fácil

Si que parece fácil pero para mí no te creas que lo fue tanto, porque muchas veces tengo tanto estrés alrededor y tantos frentes abiertos, que no tengo ni idea de lo que siento.

Me tengo que parar a pensarlo, pero como ya aprendí este secreto, estoy entrenada para cerrar la boca hasta que me entiendo.

Primero lo piensas y luego lo creas.

Y por último, para entrenarte a lanzar rosas por la boca –como todo- tienes primero que programarte mentalmente para ello porque, nuestro universo exterior es resultado del interior.

Si lo dejas a la improvisación te va a ser francamente difícil dado que “en caliente” es difícil pensar.

Primero lo decides, luego lo  entrenas mentalmente y luego lo practicas.

La acción repetida es la madre del aprendizaje.

Y cuanto más te acuerdas y practicas – como todo- más automático te sale.

Porque fortaleces el musculo de la gestión eficaz de las relaciones a través de acciones mejoradas a través de la repetición, que es la base del éxito de cualquier disciplina.

Y dado que al final la vida es una pura relación, si te funciona y te mejora la vida tanto como a mí, me lo cuentas en un comentario, vale?

Un fuerte abrazo

Cris Contango

Mi alerta mental para no colapsar

Y evitar entrar en lo que llamo para mi “Fase Mer”, de aquello que huele muy mal, pero que así queda como más fino.

Mi mejor resolución

Mira, por los amables correos que recibo deduzco que igual te estoy ofreciendo una errónea imagen de “maquinadepositivismocrónicopermanente” que vive en un estado “happy, happy” perpetuo.

Y te quiero aclarar, que no es así.
Simplemente el día que me enteré que la mente se podía gestionar, tomé la firme decisión de esforzarme para obtener los resultados de una optimista, cuando la mía por naturaleza tiende a lo contrario.
Porque obtenía también resultados de lo contrario.
Y como si cambias tu mente, cambia tu vida, dedico tiempo y esfuerzo diario a librar esa batalla que no para de retornarme excelentes resultados, que cuento por aquí, por si sirve de algo.

El estrés de las madres trabajadoras

Doy gracias todos los días hasta el infinito por vivir en un país desarrollado, …¿cómo no?, pero no equivocarse con mis entradas de Facebook, que de  agobios y tensiones diarias… ¡lo sé todo!

Los dígitazos rojos en el banco que por mucho que te has matado ese mes, no es lo que entra, sino lo que sale; ese cansancio inhumano continuado del vivir sin dormir produciendo a tope y sabiendo que si varía, será para incrementar. Como digas “mu”  un hijo se te pilla el “virusdelasnarices” o  te aterriza un piojo en un pelo y hala! ponte a desinfectar las 8 cabezas de la casa. Por hablar.
Irte a la oficina con un constante y gratuito sentimiento de culpabilidad porque darías lo que fuera por quedarte a cuidar al hijo del virus.
Compaginar eventos y reuniones  de trabajo con logísticas imposibles de  recogida de hijos, médicos, excursiones, actividades, partidos, cumpleaños…uff, vaya vida social la de los niños hoy en día. 
Infinitos días de broma pesada porque, -además- estás de crisis aguda matrimonial que por muy santo que sea tu marido, se siente, pero viene de Marte. Y viceversa, ¿eh? Que para ellos Venus es ciencia infusa también.
Que más te cuento, … ufff,  enmarañadas situaciones cada vez  más creativas a hacer frente según crecen los hijos. Lógico.
Y tú, ahí, Agustina de Aragón al pié del cañón, esforzándote al máximo a diario intentando llegar a todo  consciente de que no alcanzas ni los mínimos.
Te repito. Lo sé. Lo he vivido. Y lo que me queda.
No está nada fácil para la madre trabajadora hoy en día, atraviesas tantas situaciones límite, que darían para escribir otro libro.
Ah, y que se me olvidabaaaa.. “on top of” tienes que mantener el tipoooo, claroooo: buen aspecto, buen carácter y buen humor como si no pasara nada, que como se te vaya un poco la pinza… «ya está la histérica” uffff…  ya estamos con la palabrita de las narices, que te saca de las pocas casillas que te quedan.
Pero ¿sabes?

Lo que si me importa

Todo lo que te he mencionado no me parece tan significativo. De verdad. No es tan primordial. Son cosas de la vida y sé que me van a pasar hasta que llegue a mi cajita.

El cómo lo gestiono yo, si que me parece tremendamente importante.

Y aquí la importancia de mi alerta:“Cris, no entres en fase MER” que me ayuda tanto, porque me avisa de la inminente pérdida de mi batalla mental en la situación en la que esté. “¡Danger, danger!
¿Y cuál es la “Fase MER”?
Cualquier pensamiento que me haga sentir la victima de la película –aunque lo sea– o me de la razón – aunque la tenga.
Me noto que entro en “Fase MER” cuando en mitad de mi desesperación, me sacude el primer pensamiento de victima tipo: “nadie me ayuda”, “que injusticia”, “no hay derecho” “ya le vale” .
Me ataca con un cancerígeno diálogo interior, que nunca va a aportar nada, que no sea desperdiciar las escasas fuerzas que me quedan en los sentimientos horrorosos que acompañan y   me harán perder la batalla ese día.

Activo uno de mis «pensamientos de poder»

Así que cuando en medio del caos de muchos días imposibles empiezo a flaquear y la “Fase Mer” me ronda, ya tengo mis pensamientos de poder preparados como te cuento en mi Manual.

A mi abuela  su marido e hijos se fueran a la guerra”, “muchas madres del mundo  no pueden ni alimentar a sus hijos
Y lo antes posible, ¿eh?, la agilidad suma.
Porque sé que por cada segundo de permanencia en ella, me costará el doble salir y me pasará factura.

Las víctimas no triunfan

Porque sé que ningún pensamiento  pasa por mi cabeza “gratis”. O me supone una ganancia o una pérdida.

Mira que hablo con gente y todavía no conozco a una sola víctima que tenga éxito en la vida; definiendo éxito como disfrutar de ella diariamente.
Por eso es muy importante para mí detectarla al principio para tratar de evitarla, como si fuera la peste negra.
Porque en cierto modo, lo es.
Espero que te sea útil, un fuerte abrazo,
Cris