Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Hoy te pido una locura, ¡Sube tu nivel de estrés!

¿Cuánto estrés tuviste el año pasado? ¿Y últimamente? ¿Mucho? ¿Poco?

Pues te comento, yo creo que el estrés es como el colesterol hay uno bueno y otro malo. Y lo suyo es deshacerse de uno e incrementar el otro.

El estrés malo es el de los ataques, el que produce una serie de reacciones físicas que te cuestan la salud.

No pienso que esté relacionado con la productividad, sino con la falta de prioridades en la organización mental . Te pasas el tiempo apagando fuegos urgentes mientras se te escapan los importantes.

Pero eso queda para otra entrada, hoy voy a hablar del estrés bueno.

El estrés bueno te lo producen las situaciones nuevas o a las que no estás acostumbrado y  es buenísimo para la salud.

Está claro que hacer siempre lo que uno domina no genera tensión, pero, ¿cuántas cosas, que podrían ser muy buenas para nosotros, dejamos de hacer por miedo a ese estrés?

Y al evitarlas  vivimos limitados sin hacer lo que nos gustaría.

Un ejemplo:

Crees que eres una persona tímida y por eso actúas como una persona tímida.

(Normalmente las personas tímidas son muy sociables con sus amigos, con lo que es la creencia de ser tímido lo que le hace actuar como tal en determinadas situaciones).

…Lo de las creencias también daría para otras cuantas entradas…

Pero puede que no estés contento y te encantaría dejar de ser tan tímido.

¿Es posible para ti dejar de serlo? Solo necesitas aceptar estresarte un poco y estar dispuesto a dar pequeños pasos de bebé todos los días hacia ser extrovertido.

Tienes que estar dispuesto a aceptar el dolor que te va a causar ese pequeño estrés, porque la vida es un equilibrio donde recibes lo que das, y si no estás dispuesto a dar, ¡tampoco vas a recibir!.

Tú decides si vas a acoger la tensión que te va a liberar de la timidez: porque vas a subir en el ascensor de la oficina y en lugar de mirar los edificios, vas a decir: “hola”.

Todos los días.

Hasta que decir “hola” te parezca natural porque la acción repetida crea hábitos y se normaliza.

Y a la semana siguiente vas a decir “¿que tal estas?”

Y vas a ver que ¡no pasa nada! que es incluso agradable y que probablemente el lunes no te contesta nadie, pero que el Viernes mas de uno te cuenta su vida.

Y te vas a retroalimentar con estos buenísimos resultados para seguir dando pasitos que te vas proponiendo y que al principio todos te producen estrés.

Hasta que de repente tu timidez deja de ser un problema.

Y como se te ha abierto un mundo, te pones otro objetivo.

Y te volverás a estresar con pequeñas acciones cada vez más grandes, pero ahora ya has comprobado que bien vale la pena pagar el precio.

Que ese pequeño estrés que aceptas como compañero de viaje mejora tu calidad de vida llevándote a otro nivel, comprendes que solo tiene ventajas y no entiendas vivir sin tenerlo al lado.

Ese estrés es un buen estrés que te hace crecer.

No te puedes ni imaginar lo que me he estresado yo para lanzar este Blog.

¿Y si te cuento que el primer mes de lanzamiento me lo pasé abatida del corte que me daba que alguien leyera lo que yo escribía? Ni te digo al escribir el manual…

Tampoco te podrías ni imaginar el mundo apasionante que se me ha abierto gracias al Blog y lo que disfruto conociendo a gente extraordinaria que me contacta y que también vive en situación Contango.

Pero es que cuando comprendí que la vida no se puede hacer mas larga pero sí todo lo ancha que te propongas, no vivir un poco estresada me parece una pérdida de tiempo.

El estrés bueno ensancha tu vida, y como somos seres relacionales, la de todos los que te rodean.

Un abrazo muy fuerte,
Cris Contango

PD: si te gusta comparte, comparte, comparte. Muchísimas gracias!

Cris Contango
signature
share
8 Responses
  • Ana brageo
    octubre 6, 2016

    Hola cris,
    En esta entrada estoy plenamente de acuerdo, en la de la semana pasada no la verdad 😊. Nos límites me los autoimpone mi mente . Un ejemplo como muestra, a mí me encanta bailar pero lo hago realmente mal , cuando eta joven no era capaz de bailar a no ser que el local estuviera muy oscuro y claro eso me limitaba y hacía que fuera todo más aburrido . Con los años he aprendido a pasar de ese sentido del ridiculo y sabes que , me lo paso mucho mejor bailando que mirando , y eso que ahora ll debo hacer mucho peor que antes . Así que en cada fiesta me autoimponho bailar, bodas , reuniones familiares etc y he superado con creces esa tonta vergüenza . Con el trabajo me pasa mucho también así que procuro salir de mi espacio de seguridad e ir a nuevos espacios en los que no estoy tan segura o confiada .

    • Cris Contango
      octubre 6, 2016

      Hola Ana, me encanta lo que me has contado, muchas gracias, de verdad, sobre todo lo del autoimponerse situaciones donde no te sientes segura y confianza. Un beso muy fuerte, Cris

  • MIssing
    octubre 6, 2016

    A los buenos días Cris,
    Absolutamente de acuerdo contigo. En plan redicho te diré, que lo tengo empíricamente comprobado, y esa actitud es la que desde hace bastantes años me está llevando a llevar una vida muuuucho más ancha.
    Nadie ES nada, solo se ESTA en una determinada situación que la mente procura perpetuar porque es bastante puñeterita. Por ej. ” Yo no SOY tímida, pero ESTOY siendo tímida porque las circunstancias me lo hacen ser…. etc, etc. -claro ejemplo de la mente manipuladora !!!!!-, pero claro esto daría para muchos blogs, verdad? En realidad es levantarse con la intención de salirse de “la zona de confort” un poquito cada día.
    Un beso y gracias por tu esfuerzo de este blog.

    • Cris Contango
      octubre 6, 2016

      Hola Missing, justo eso, un poquito cada día al año hacen una pedazo de diferencia. Enhorabuena y muchisimas gracias por tu comentario. Un beso muy fuerte, Cris.

  • Lucho
    octubre 5, 2016

    Magnífica de nuevo Contango!

    • Cris Contango
      octubre 6, 2016

      Gracias Lucio. Y gracias por dejar el comentario. Un beso muy fuerte, Cris

  • Sergio
    octubre 5, 2016

    Genial… al más puro estilo Contango! Y me viene como anillo al dedo, pero qué puntería la tuya, Cris! Gracias

    • Cris Contango
      octubre 6, 2016

      Hola Sergio, muchisimas gracias por tu comentario y a ver si en algún evento por favor me dices quien eres!, un abrazo, Cristina

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿TE QUIERES SUSCRIBIR A MI BLOG?

Suscríbete a mi blog y recibirás un regalo:

Garantizo 100% tu privacidad. No compartiré tu email con nadie.

Mi manual de Iniciación a la Gestión de Pensamientos

Gracias!
Los datos se han recibido correctamente