Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El sabio de Manolo

Un encuentro inesperado

Allí por donde voy, ando siempre alerta, por si encuentro algún inpirólogo, de esos que iluminan y ayudan a seguir creciendo, porque la vida me ha enseñado que están donde menos los esperas.
Así que hoy te quería hablar de Manolo, uno de mis últimos descubrimientos.
A Manolo le conocí en un viajecito, de esos que nos hacemos CJ y yo muy de vez en cuando, solos y sin niños… La verdad es que para conseguirlo casi se tienen que alinear las estrellas, tenemos que cuadrar las vacaciones de los dos, planificar las tareas domésticas, dejar a los niños con algún familiar, etc… quien tenga hijos sabe de lo que hablo, no es tarea fácil…
Pero el caso es que lo conseguimos, y nos fuimos a Fuerteventura, una isla paradisiaca (la que se ve en la foto). Nos alojamos, (gracias a airBNB) en un sitio muy barato y con mucho encanto, el sitio era una histórica Villa de la capital antigua de la isla, si vais por la zona no la dejéis de ver.
Vaya preciosidad de sitio! vistas, tranquilidad, música de fondo de guitarra española.
Al protagonista de esta historia le conocimos en la cantina para huéspedes de la Villa. Era la alegría personificada y se convirtió en un imán para mí, de esas personas que te atraen desde el primer momento, me alucinan porque dejan una estela de buen rollo detrás.

Doble en cine de acción

Su vida era una novela de aventuras hecha realidad. Trabajaba como doble especialista de escenas de acción de películas, así que su día a día transcurría saltando entre balcones, caballos y todo tipo de escenas arriesgadas que vemos en el cine.
Ciudadano del mundo entre Noruega y USA, y a sus 52, y sin ninguna mujer al lado que soportara su estilo de vida, “porque a la gente no se le corta las alas, ¿no creéis?” decía…
Y nunca mejor dicho!
Su tremenda ilusión era encontrar un productor y poder rodar su película de vaqueros vampiros.
Para el que tenga curiosidad, podéis ver en youtube el video del thriller que hizo de su idea. El actor que viste de negro es Manolo.
>> Ver video The House of the Smoking Guns.
Hablaba de su vida como si fuera la cosa más natural del mundo. Reconocía que tenía una profesión difícil, que llevaba en total 17 tornillos en el cuerpo “por aquí, por aquí y por aquí”, que estuvo 9 días en la UVI,  y que al sexto día de salir ya se quería ir a trabajar, porque no concebía otra forma de vivir; que ellos no pueden estar enfermos ni encontrarse mal, y como no es una opción, ni lo piensan.
Fíjate que ya tenemos algo en común todas las madres con Manolo, que nosotras tampoco.

Su buen rollo contagiaba

Manolo contaba, que su buen rollo permanente lo decidió después de fallecer su hermano gemelo y de que su tío se ahorcara de forma accidental, al fallarle el seguro, ¡haciendo de ahorcado! en una película… “yo ya sabía que mi tío no movía las patillas así… pero cuando le bajamos, ya fue tarde”. Decía.
“Para vivir permanentemente entre la vida y la muerte es mejor reírse de todo, porque es más fácil que de cualquier otra forma”. Además “reírse es gratis”, y así lleva hasta la fecha, ignorando cualquier motivo para la depresión y cachondeándose de lo que puede.
“Mira, mira.., este viejito de la foto, 20 años haciendo de enterrador en las películas de vaqueros enterrándonos a todos y fíjate tú que el otro día va y le enterramos a él… ja,ja, ¿te puedes creer?”
Por eso, pensé yo, cuando alguien le contaba a él cualquier infortunio: que si alguien se había separado, que alguien había dejado su trabajo,… él pensaba:
“Vale …¿¿¿y? ??. Claro que pasan cosas, ¿¿¿y???… a mirar para adelante que nunca sabes lo que te queda, ¿no?”.
Él lo veía cristalino y así lo vivía, lleno de dolores sin poder subir el brazo derecho más que la cadera. “Si hiciera caso a los médicos, ni montar mi moto podría, que ya con el simple impacto con el aire, me rechina toda la cacharrería”.

Mis conclusiones

A mí,  Manolo me ha dado mucho que pensar.
Yo lo más arriesgado que he hecho en todo el verano ha sido coger la bicicleta por Madrid, pero te cuento que nada más casarme casi la palmo de una tuberculosis en mi primer embarazo.
Creí que nos moríamos de verdad y como bien cantaba Mecano “el que muere, no vive más”
La vida está llena de problemas pero es que, ¡así es la vida!, lo raro es esperar que no los haya.
Al final, coexistir con la vida y la muerte hacía que Manolo viviera una vida mucho más intensa y sencilla que el resto, porque aunque la procesión probablemente fuera por dentro, vivía cada día como si fuera el último.
Y me ha inspirado, porque solo veo ventajas en su filosofía.
Muchas veces, no es tan importante el acontecimiento en si, como nuestra interpretación, porque nada tiene significado por si solo, excepto el que le damos.
Claro que pasan cosas, muchas y ¡muy gordas!, y siempre hay alguna razón para apenarse, pero…
¿No es más práctico intentar gestionar lo mejor que se pueda, reírse y tirar para adelante como mi amigo Manolo?
Un abrazo fuerte,
Cris Contango

 

Cris Contango
signature
comparte!
10 Responses
  • Anónimo
    octubre 20, 2016

    Una realidad como un Templo: “no es tan importante el acontecimiento en si, como nuestra interpretación, porque nada tiene significado por si solo, excepto el que le damos”.
    Muchas gcs por recordárnoslo!!

    • Cris Contango
      octubre 21, 2016

      Hola anónimo, pues muchas gracias a tí por dejarme el comentario que me hacen mucha ilusión, un abrazo fuerte Cris.

  • Pelu
    octubre 8, 2016

    Que hombre mas interesante y que vida de vertigoooooo. Gracias por comunicarlo

    • Cris Contango
      octubre 9, 2016

      Hola Pelu, Gracias por tu comentario, un abrazo grande, Cris

  • Sara Blanco
    octubre 5, 2016

    Muy muy muy fan del amigo Manolo. Y de ti, por supuesto. Y envidia de vuestro viaje, que lo sepas

    • Cris Contango
      octubre 6, 2016

      Hola Sara, la pera Fuerteventura, pontelo en la lista de objetivos. Un beso muy fuerte, Cris

  • Mar
    septiembre 29, 2016

    Muy bueno, como siempre…y de nuevo en el momento justo,
    Gracias

    • Cris Contango
      septiembre 29, 2016

      Hola Mar, Gracias a ti por leerme y mas por dejarme el comentario. Un abrazo fuerte, Cris

  • Jimboree
    septiembre 28, 2016

    Me ha encantado la frase de “como no es una opción, ni lo piensan”. Dar sin pensar, amar sin pensar, da espacio para amar más y dar aún más. Y, ¿why not? besos

    • Cris Contango
      septiembre 29, 2016

      Hola Jim, muchas gracias por tu preciosísimo comentario. Un abrazo grande, Cris

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿TE QUIERES SUSCRIBIR A MI BLOG?

Suscríbete a mi blog y recibirás un regalo:

Garantizo 100% tu privacidad. No compartiré tu email con nadie.

Mi manual de Iniciación a la Gestión de Pensamientos

Gracias!
Los datos se han recibido correctamente